Política

ESPIONAJE AL ARA SAN JUAN: TRAS SER RATIFICADO, EL JUEZ BAVA DECIDE EL PROCESAMIENTO DE MACRI

0

El magistrado se vio fortalecido luego de la decisión de la Cámara de Mar del Plata de mantenerlo en el caso. Ahora deberá resolver la situación procesal del expresidente Mauricio Macri. Puede dictarle su primer procesamiento.

Mauricio Macri quedó más cerca de su primer procesamiento desde que dejó la Casa Rosada. El caso es el espionaje ilegal a los familiares del ARA San Juan. El juez que tiene ahora el camino allanado para procesarlo es Martín Bava, que este jueves fue confirmado en su cargo por la Cámara Federal de Mar del Plata luego de que Macri intentara apartarlo.

“Carece de asidero sostener un ‘temor de parcialidad y ausencia de independencia’” consideró la Cámara marplatense, dando por tierra a los argumentos de Macri para correr al juez Bava. Sin embargo no está todo dicho. Por un lado, Macri puede apelar esta decisión y apostar a que la Cámara Federal de Casación juegue a su favor. No sería extraño: de los 12 jueces que integran la máxima instancia penal del país (hay una vacante), Macri nombró a 5 y de los 7 restantes hay 4 que se alinean casi automático con la línea PRO. Por el otro lado, el mismo Macri ya inició una jugada para traer el expediente de Dolores a Comodoro Py, donde aún hoy juega de local.

La decisión de la Cámara marplatense es clave para el devenir de la investigación porque si hubiera hecho lugar a la recusación que planteó el exmandatario todo lo resuelto por Bava desde el pasado 28 de octubre en adelante corría serio riesgo de nulidad. Esto incluía la indagatoria a Macri. Al confirmarlo en el caso el tribunal revisor avaló la indagatoria y ahora Bava podrá resolver si procesa o no a Macri.

Bava también debe definir la situación procesal de los dos exjefes de Contrainteligencia de la AFI durante el macrismo, Martín Coste y Diego Dalmau Pereyra. Ambos fueron indagados en el marco de este proceso que tiene 9 procesados, entre los que se cuentan Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, los exjefes de la AFI macrista.

Tras ser ratificado en la pesquisa, Bava requirió este jueves a la Secretaría General de la Presidencia que ”informe todas las visitas” que Arribas y Majdalani hicieron a Mauricio Macri en la Casa de Gobierno y la residencia de Olivos entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018. En ese período de tiempo es cuando se practicó el espionaje ilegal contra los familiares de la tripulación del ARA San Juan. El Destape publicó esos encuentros el 24 de octubre pasado y hay coincidencias temporales que complican a los acusados.

No es la única documentación que aguarda el juez. También cursó un pliego de preguntas a la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, quien fue la que abrió este caso al radicar una denuncia con material hallado en el organismo de inteligencia; y otro al diputado del PRO Cristian Ritondo, quien este jueves recibió tres días más de prórroga para responder. Ambos son testigos propuestos por Macri. Con las respuestas de todos los testigos (ya desfilaron por el juzgado de Dolores desde el exministro de Defensa Oscar Aguad a los exjefes de la Casa Militar y la custodia presidencial), Bava podrá resolver si procesa a Macri o lo desvincula del proceso.

El exmandatario está imputado por haber ordenado y posibilitado el espionaje ilegal contra los familiares de las víctimas del ARA San Juan. El magistrado le achaca 6 hechos:

Hecho 1: seguimientos coordinados el 15 de enero de 2018, a dos meses de la desaparición del submarino, a familiares y confección de informes de inteligencia.

Hecho 2: el 3 de febrero de 2018, agentes espiaron a esposas de tripulantes desaparecidos para “prever cuestiones de agenda” y así anticiparse a los reclamos que familiares plantearían a Macri en la reunión del 6 de febrero siguiente.

Hecho 3: El 10 de febrero se hizo un informe en el que se señala que familiares intentarían entregar una carta a Macri en Chapadmalal.

Hecho 4: El 2 de abril de 2018 hay seguimientos a familiares que buscaban entrevistar a Macri en el Golf Club Mar del Plata.

Hecho 5: El 15 de noviembre de 2018, en el primer aniversario de la desaparición del submarino, la AFI cubrió una protesta en la Base Naval de Mar del Plata.

Hecho 6: diez casos más de seguimientos con fotografías que se volcaron a informes de inteligencia. En lo que hace a este punto, en la causa constan 22 documentos “en donde se refleja algún tipo de tarea de seguimiento e infiltraciones en distintas marchas y/o reclamos efectuados por las y los familiares de los tripulantes del ARA San Juan, de los buques pesqueros ‘Rigel’ y ‘El Repunte’”. El primero data del 28 de diciembre de 2017. “Para ese entonces los agentes de la Delegación (Mar del Plata) se encontraban siguiendo muy de cerca los incipientes reclamos de los familiares de los tripulantes del ARA San Juan”, escribió el juez Bava en su resolución del 1º de octubre en la que resolvió 9 procesamientos y llamó a Macri a indagatoria.
Mientras avanza el proceso, Macri intenta seguir ganando tiempo y llevar la causa a los más amigables tribunales de Comodoro Py. El pasado 19 de octubre, un día antes del segundo llamado a indagatoria y de su primera recusación contra el juez Bava, el expresidente presentó un planteo de inhibitoria ante el juzgado de Ariel Lijo para sacar el caso de los tribunales de Dolores. Según indicaron fuentes judiciales, la presentación quedó atada a lo que resuelva la Cámara Federal de Mar del Plata respecto a un planteo de incompetencia que realizó Majdalani en el caso Bases AMBA, una causa conexa a la del ARA San Juan, que el macrismo también busca llevar a los tribunales de Retiro.

Las razones de la cámara para respaldar a Bava
La Cámara de Mar del Plata respaldó al juez Bava al rechazar correrlo del caso como pedía Macri. La decisión la tomaron este jueves los camaristas Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez luego de escuchar a la defensa del expresidente en una audiencia el pasado 12 de noviembre.

Macri, a través de su abogado Pablo Lanusse, había acusado a Bava de prejuzgamiento y temor de parcialidad por la forma en que se manejó en el tercer llamado a indagatoria, el 28 de octubre pasado, cuando el magistrado suspendió la audiencia a pedido de la defensa por no tener Macri levantado el secreto de Estado. Entre otras cosas, Lanusse afirmó que Bava mintió en el acta de esa audiencia. Por tal motivo, el letrado defensor requirió como medida de prueba la grabación de esa indagatoria, a la que el tribunal revisor hizo lugar.

“Este Tribunal luego de haber visto y cotejado el video presentado como prueba y las constancias obrantes en el expediente, no logra advertir las discordancias alegadas por el Recusante entre aquel soporte fílmico de la audiencia indagatoria del Ing. Mauricio Macri celebrada con fecha 28 de octubre del corriente año, y el tenor y texto del acta que lo refleja y que este Tribunal pudo ver y examinar oportunamente”, sostuvo la cámara. Y resaltó, para respaldar la posición de Bava, que Macri y su abogado firmaron el acta que luego criticaron sin marcar ni un cuestionamiento.

“Tampoco advertimos algún motivo que pudiera generar temor de parcialidad o dependencia en los procedimientos, pasos y decisiones tomadas por el Juez en la causa, en lo relativo a lo acontecido en el marco de la audiencia que genera la nueva controversia recusante”, añadieron Tazza y Jiménez.

“En el caso concreto puede afirmarse que carece de asidero sostener un ‘temor de parcialidad y ausencia de independencia’, cuando lo que tenemos ante nosotros es la actuación de un magistrado que resuelve en favor del pedido de las partes (Defensa y Fiscal), fundado en el solo hecho de resguardar el derecho de defensa en juicio y con el objeto de evitar futuros planteos nulificantes de las partes, conforme fuera allí consignado”, concluyeron.

Por estas razones y en línea con el rechazo a la primera recusación, los camaristas afirmaron: “No advertimos causales sobrevinientes al anterior rechazo de la recusación intentada por esta misma parte, siendo que de esas labores judiciales no se pudo evidenciar o traslucir parcialidad o dependencia alguna, tanto en la celebración de la audiencia cuestionada, como en el trámite del pedido de relevamiento del secreto al ex Presidente, sin perjuicio de la opinión que pudiera tenerse sobre la necesidad o no de contarlo, cuestión ajena a este expediente de recusación, y sobre la que el Juez opinó expresando que no resultaba necesario, pero que igualmente solicitó, en virtud de las razones invocadas para la suspensión de la indagatoria cuestionada”.

Tras esta decisión, Bava se ve fortalecido y se esperan importantes definiciones en un corto plazo.

MARTÍN GUZMÁN CONFIRMÓ QUE QUIEREN ACORDAR CON EL FMI EN 2021

Previous article

ACUERDO ARGENTINA – FMI: DIFERENCIAS, URGENCIAS Y UN ESCENARIO POCO APTO PARA EL DEFAULT

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.

More in Política