Economía

TRAS EL ACUERDO, PANADEROS Y MOLINEROS SE COMPROMETEN A SEGUIR TRABAJANDO PARA ESTABILIZAR PRECIOS

0

Los representantes de la cadena de valor de los productos panificados se comprometieron a continuar trabajando con la Secretaría de Comercio Interior para estabilizar los precios de los mismos, tras el acuerdo alcanzado en la reunión con el secretario Roberto Feletti.

La Secretaría acordó ayer con el sector molinero y panaderil mantener estable el precio del pan y la bolsa de harina de 25 kilogramos hasta el 31 de diciembre, con el propósito de que “las argentinas y los argentinos puedan acceder a una oferta amplia y a precios previsibles de cara a las Fiestas de fin de año”, según se informó en un comunicado.

“La verdad fue una reunión interesante y muy productiva donde se nos pidió a nuestro sector el compromiso de poder mantener cierta estabilidad con el precio de la harina hasta fin de año, mientras ellos analizan algún formato que a futuro desacople la volatilidad internacional, sabiendo que el trigo es una commodity; del mercado interno”, manifestó esta mañana Diego Cifarelli, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera, a El Destape Radio.

“Lo que se convino ayer es no mover el precio un centavo al que tenemos actualmente”, agregó.

En tanto, desde el eslabón de los panaderos, Raúl Santoandré, presidente de la Federación Industrial Panaderil de la Provincia de Buenos Aires, indicó en diálogo con Radio Del Plata que “si no hay ninguna variedad de aumento, en este caso, de la principal materia prima que es la harina, se va a respetar a rajatabla el precio del pan de acá a las fiestas”.

De esta forma, el pan se va a mantener a los precios actuales hasta fin de año, los cuales, según Santoandré, rondan entre $200 y $240 según la localidad.

Una de las definiciones de ayer fue conformar una mesa para coordinar a partir de enero una agenda de trabajo, con el fin de “desarrollar una política integral que permita dar estabilidad y quitarle volatilidad al precio del trigo para el mercado interno”.

“Es fundamental el compromiso que ha tomado el secretario Roberto Feletti, de armar una mesa de trabajo, donde inclusive creo que va a acompañar el Ministerio de Agricultura, y trabajar para el año que viene en una proyección a futuro, de un acuerdo que está en estudio todavía, que se va a terminar de realizar y va a ser anunciado por las autoridades”, adelantó el representante de los panaderos.

Santoandré no dio mayores detalles acerca del acuerdo que permitirá “ayudar a la industria panderil”, pero deslizó que puede tratarse de algún tipo de “subvención” o “harina subvencionada” al panadero.

“Lo que quieren todas las partes que integran esta cadena de producción es trabajar y tener nuestro producto, que creemos que es esencial en la mesa de los argentinos, al alcance del bolsillo de cada ciudadano”, agregó.

Por su parte, Cifarelli consideró que el desacople de los precios internos con los internacionales del trigo es un “tema complejo” ya que cada gobierno, hasta el momento, tuvo “una política publica distinta”.

“Me parece que el desacople hoy, de alguna manera, con la retención que tiene el trigo, ya está aplicado”, opinó Cifarelli, a la vez que minimizó el impacto del precio de la harina en el pan: “un kilo de trigo vale $25, el kilo de harina $40, y después el kilo de pan $200”.

“Evidentemente en la medida que se avanza en la industrialización, empiezan los costos imposibles de manejar que son los que hay que trabajar. Como hacer para que las intermediaciones no sean tan costosas”, agregó

Por su parte, Santoandré indicó que una problemática de la industria es el endeudamiento y moratorias que atraviesan varias de las panaderías, a causa de los “tarifazos”, además de lo que considera “una gran presión tributaria”.

MÁXIMO KIRCHNER A LA OPOSICIÓN: “LES PEGÓ MUY MAL GANAR LAS ELECCIONES DE MEDIO TÉRMINO”

Previous article

ESPIONAJE A FAMILIARES DEL ARA SAN JUAN: MAURICIO MACRI APURA UNA DEFINICIÓN DE CASACIÓN

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.

More in Economía